3 de abril de 2011

Figuras sin sombra y figuras que son sombra

Persigo la idea de que la ausencia de sombras en el arte outsider es algo más que la omisión del contexto de la figura. La idea de que no hay sombras porque las mismas figuras son sombras.

Por desgracia esto no es cierto, aunque algo de verdad incorpora para las siluetas inquietantes de Bill Traylor, las de Laure Pigeon o Ruggero Cazzanello.

A este último lo descubrí en la conferencia que dio Bianca Tosatti en la UAM el pasado mes de marzo. Ruggero Cazzanello comenzó silueteando su propio cuerpo, imitando los contornos de tiza que traza la policía donde hubo un cadaver. Más adelante se interesó también por atrapar la sombra de algunos objetos y animales.

La sombra representa cualidades y atributos desconocidos o poco conocidos del ego tanto individuales (incluso conscientes) como colectivos. Carl G. Jung

Ruggero_Cazzanello
Ruggero Cazzanello

laure_pigeonLaure Pigeon

bill_traylor
Bill Traylor

26 de marzo de 2011

Antonio Ligabue rugía fuertemente antes de pintar un león o un tigre

Antonio Ligabue

19 de marzo de 2011

De la pintura psiquiátrica al arteterapia en España, conferencia Ana Hernández Merino

Pinacoteca_Psiquiatrica_Espana

En esta conferencia abierta, la Dra. Ana Hernández Merino efectuará un recorrido por la historia de la pintura y la psiquiatría en España durante el siglo XX a través de distintas colecciones o textos y los comienzos del arteterapia.

En ella se estudiará la evolución desde el arte psicopatológico al arte como terapia y se establecerá un  paralelismo en este recorrido histórico entre el uso terapéutico del arte como terapia en nuestro país y en el mundo anglosajón, viendo causas y consecuencias o las relaciones con la vanguardia artística.

Se sugiere consultar con antelación al evento el catálogo on  line de la Pinacoteca psiquiátrica en la web de la Universidad de Valencia

Ana Hernández Merino

Doctora en Bellas Artes por la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia (2000). Desde 1977 trabaja en los Servicios de Salud Mental habiéndose especializado en arteterapia. También es profesora en el Master de Arteterapia de la Escuela de Prácticas de Psicología de la Universidad de Murcia y colabora en los Masters de Arteterapia de la Universidad de Girona y el Master Oficial Interuniversitario (UAM, UCM y UVA) en Arteterapia y Educación Artística para la Inclusión Social.

Ha realizados diversas publicaciones en torno a la pintura de enfermos mentales y el arteterapia y ha comisariado la exposición “Pinacoteca psiquiátrica en España 1917-1990”. Edifici de la Nau, Patrocinada por el Vicerrectorado de Cultura de la Universidad de Valencia (2009).

Título: “De la pintura psiquiátrica al arteterapia en España”

Conferenciante: Dra. Ana Hernández Merino

Día: 23 de marzo

Hora: de 17 a 19

Lugar: Salón de Actos de la Facultad de Formación de Profesorado y Educación

Organización: Master Oficial Interuniversitario (UAM, UCM y UVA) en Arteterapia y Educación Artística para la Inclusión Social y Dpto. de Educación Artística, Plástica y Visual

Pinacoteca_Psiquiatrica_Espana

19 de febrero de 2011

Bessie Harvey, artista autodidacta

essie_harvey_faces_of_africa

Bessie Harvey, Caras de África (1994) American Folk Art Museum

El pasado viernes asistí a una estupenda conferencia de Brooke Davis Anderson en la Escuela de Arte 10. En ella se presentó el trabajo de catorce artistas autodidactas, doce de ellos afroamericanos y dos caribeños.

Uno de los mejores momentos para mí fue redescubrir la obra de Bessie Harvey (Dallas, 1929‐ 1994), una artista de Tenesee que trabajaba con palos y todo tipo de artefactos y residuos que recogía en el río. Bessie Harvey tenía la convicción de que los materiales y fragmentos de árbol que rescataba del agua eran objetos espirituales, cargados de magia. Nunca había estado en África y para ella crear se convirtió en una forma de conectar con sus raíces africanas.

bessie_harvey

Bessie Harvey, Sueños dorados (izda.) y talla en madera (dcha.), (sin fecha encontrada)

Bessie Harvey iba guardando los objetos que recolectaba en una maleta. De este modo, cuando buscaba conseguir “el regalo” de inspiración que necesitaba para comenzar una obra le bastaba con abrirla y dejar volar su imaginación.

Ellos hablan. Hablamos mientras los construyo; hablamos cuando no estoy
construyéndolos. A veces simplemente cojo un trozo de madera que no es nada y
sé qué es lo que va a ser, lo sé en ese mismo instante y comienzo a hablar con el
trozo de madera antes de tocarlo, antes de hacer nada con ello, porque ya sé que
es algo.

Su obra fue incluida en la colección del Whitney Museum de Nueva York en 1984 y a partir de entonces quedó conectada con los circuitos y el mercado del arte contemporáneo. Una de sus obras posteriores se titula “Las siete lenguas de un marchante de arte”.

bessie_harvey

Bessie Harvey, Las siete lenguas de un marchante de arte, (1991-1993)
6 de febrero de 2011

“Jaime” (1974)

Primeros 10 minutos del documental “Jaime” (1974) del director portugués Antonio Reis, donde se retrata la vida y obra de Jaime Fernandes, que comenzó a dibujar a los 60 años durante su intenamiento en el psiquiátrico Miguel Bombarda de Lisboa. Padecía esquizofrenia y paranoia.

29 de enero de 2011

Creaciones textiles anónimas de principios del s. XX

textil anónimo

Panel con seis piezas bordadas (principios del s. XX)

textil anónimo
Bordado sobre servilleta y bordados sobre fondo de papel escrito (principios del s. XX)

textil anónimo

Vestido, bolso y sombrero (principios del s. XX)

textil anónimo
Chaqueta y pantalón (principios del s. XX)

23 de enero de 2011

Máquinas (en busca del movimiento perpetuo)

l.c._spooner

L.C. SpoonerPoco se sabe sobre L.C. Spooner aparte de lo que se encontró en un libro de notas que data de 1911-1934. Éste estaba lleno de diseños de máquinas a las que Spooner había tratado de aplicar los principios de movimiento perpetuo y de auto-propulsión. Por desgracia, las fuentes de energía que pondrían en funcionamiento todos estos dispositivos son un misterio  desaparecido con el autor.

Ver otros posts sobre máquinas maravillosas aquí


Fuente: The End is Near! Roger Manley.

8 de enero de 2011

Antonio Dalla Valle, artista portátil

antonio_dalla_valle

La novela Historia abreviada de la literatura portátil de Vila-Matas parte de una obra de Duchamp, la maleta que creó para contener una reproducción en miniatura de toda su obra, presta a hacer un viaje en cualquier momento.

La conspiración shandy o sociedad secreta de los portátiles fue fundada en 1924 en la desembocadura del río Níger y formaron parte de ella, entre otros, Duchamp, Scott Fitzgerald, Walter Benjamin, César Vallejo, Rita Malú, Valery Larbaud, García Lorca, Pola Negri, Berta Bocado, Alberto Savinio y Georgia O’Keefe. El requisito principal para pertener a la sociedad secreta era que la obra artística de uno fuera portátil, es decir, que no fuera pesada y pudiera ser fácilmente trasladable en un maletín.

Lo que portamos con nosotros nos define. Los artistas portátiles llevan consigo su labor para abordarla en cualquier momento y no sentirse nunca huérfanos. Algunos creadores del arte outsider van siempre acompañados de sus objetos fetiche, dispuestos a trabajar en ellos en cualquier momento, capaces de trasladarse a cualquier parte sin perder de vista lo importante, los objetos que protegen.

Marie-Rose Lortet lleva sus piezas en el autobús para tejer durante los trayectos. Bispo do Rosário y Carlo Zinelli caminaban con piedrecitas en los bolsillos (entre otros objetos que recopilaban en sus paseos), Kunizo Matsumoto llevaba una riñonera con papeles de agendas y calendarios pasados de fecha, sobre los que dibujaba pictogramas sin saber lo que significaban.

Esta entrada está dedicada a un autor algo menos conocido, Antonio Dalla Valle (Italia, 1939) que viajaba con una bolsa de plástico en la que guardaba cuadernos escritos, encendedores, cajas de lápices de colores, hojas de plexiglás y pequeñas esculturas. También caminaba adornado con su colección de relojes en la muñeca, ninguno de los cuales estaba ahí para darle la hora.

Entre sus creaciones están los “Squadernamenti” un conjunto de cuadernos estratifiacdos como una formación geológica y forrados con una película transparente. Otras de sus pequeñas esculturas también se basan en el acto de envolver, lo que nos lleva inevitablemente a pensar en las creaciones de Judith Scott y a reflexionar sobre los modos en que se expresa la necesidad de protección. Como ella, Antonio Dalla Valle también tenía un vínculo particular con las vendas. Se vendaba el pie derecho sin necesitarlo, al igual que Judith Scott se ponía tiritas sin haberse cortado. Antonio Dalla Valle llevaba además consigo, en su equipaje, una larga venda al final de la cual podía intuirse, anudado, un misterioso objeto.

antonio_dalla_valle

antonio_dalla_valle

antonio_dalla_valle

Bibliografía y fuentes de las imágenes: Pontiggia, P. (s. f.)  Antonio Dalla Valle. Solignano: Figureblu.

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19