2 de diciembre de 2007

Máquinas para volar

charles_dellscheau
charles_dellschau
Charles Dellschau. Fuente

Volar es una metáfora profundamente enraizada en el ser humano que encarna su ambición por ejecutar todo aquello para lo que no ha sido diseñado.
Mucho antes de que los hermanos Wright realizaran el primer vuelo con motor de la historia en 1903, Charles Dellschau (1830-1923) ya creía conocer los secretos que permitirían al fin construir la máquina de volar.
Dedicó toda su energía desde la jubilación (era carnicero en Texas) a completar cuadernos de notas de gran formato en los que desarrollaba estos artilugios.

gustav mesmer
Gustav Mesmer. Fuente

En 1903, año del comienzo de la aviación, nace Gustav Mesmer en Alemania. Desde su juventud, Mesmer estaba empeñado en construir un ornitóptero y mantuvo su intención hasta su fallecimiento en 1994 a la edad de 91 años. Aunque tuvo la oportunidad de conocer la aviación moderna, los aviones de hélice, los dirigibles e incluso montó en helicóptero, no dejó de trabajar en sus bicicletas voladoras que estaban destinadas a elevarse como las aves a costa de sus propios músculos.

gustav mesmer

5 de noviembre de 2007

Homo Aestheticus

La pregunta es ¿tenemos todos un lado creativo que se revela bajo circunstancias extremas aunque no hayamos mostrado el más mínimo interés por el arte con anterioridad? ¿es la actividad estética innata al ser humano? ¿puede explicarse el desapego por el arte en gran parte de los individuos como una falta de desarrollo de ese aspecto?.

Simplificando, el arte outsider se ocupa en gran medida de individuos que incorporan el arte a sus vidas de forma repentina y después de un trauma o la aparición de un desorden mental.

Observemos estos dos casos, el de “la bruja del pueblo de Pensilvania” y el de “Karl Junker” ambos son personas que viven al margen de la comunidad y un día, tras su muerte, se descubre en su casa una implicación fuerte, obsesiva en el caso de Karl Junker, en la generación de objetos plásticos.

Es una clásica pregunta huevo-gallina ¿son marginales porque tienen una sensibilidad especial que les hace poder ser creativos? ¿o son creativos porque son marginales y han establecido contacto con esa parte de sí mismos para encontrar cierto alivio?

Restaurando un edificio histórico de un pueblecito de Pensilvania se encontró una caja de madera repleta de hojas de cuaderno aparentemente sin valor. Se trataba de más de 800 dibujos probablemente realizados por alguien que vivió allí desde principios de siglo hasta los años 50. Los restauradores investigaron un poco sobre el tema y se cree que pudieron pertenecer a quien todos conocían como “la bruja del pueblo”.

pearl blauvelt
Pearl Bluavelt. Fuente: Lyle Rexer, “How to look at outsider art”.

El legado de Karl Junker abruma por lo delirante de su proyecto: The Junkerhouse, una increíble pieza de talla en Lemgo, Alemania, realizada por un hombre solitario que talló cada rincón (exterior e interior, desde las camas hasta los techos) de su enorme casa durante veinte años. Los rumores atribuyen su carácter ermitaño y su obra peculiar al mal de amores, bien dicen que aguardaba la llegada de la mujer perfecta bien que fue rechazado por su amada y desde entonces no pudo soportar el contacto humano (sólo salía de su casa para comprar comida y otros recursos, luego volvía a su obsesiva labor).

kunkerhouse
Varias vistas de la casa de Karl Junker. Fuente

Volviendo al tema del arte innato en el ser humano, algunas opiniones:

Mentalidades dominantes como la católica parecen sugerir que no lo es: “dotados por Dios de especiales capacidades intuitivas y expresivas, cultivadas con el estudio y la experiencia” (palabras del Papa Juan Pablo II sobre los artistas)

“Todo el mundo es artista” J. Beuys

“Los artistas son y se comportan de forma diferente a los demás, son peculiares, raros… “artistas” en suma”. Conclusiones de los psiquiatras Jesús de la Gándara y Virginia García.

“Todas las personas con una inteligencia media disponen de imaginación, sentimientos, emociones, creatividad, intuición, y habilidades para expresarse. El hecho de que no desarrollen las facultades necesarias para la realización artística es el resultado de la conjunción de varios factores.” Ramón Almela

2 de noviembre de 2007

Cartografías

Disponemos del orbe pero no de su concepto

Leopoldo María Panero
Outsider, un arte interno (p.18)

Un mapa es la interpretación humana de un misterio natural. Es voluntad de conocer, traducir y ordenar para finalmente adquirir CONTROL.

El mundo sobre un papel se convierte en un símbolo amable y plano que podemos doblar y guardar en el bolsillo. Podemos incluso olvidarnos de que existe por sí mismo y verlo para siempre cifrado, acotado bajo las unidades humanas de medida.
opicinus_de_canistris
Opicinus de Canistris Mapa del Mundo, SXIV
Fuente:
http://www.henry-davis.com/MAPS/LMwebpages/230.html

Opicinus de Canistris (1296-1350) original de Pavia, desempeñó un cargo eclesiástico en la corte papal de Avignon. Allí tuvo problemas con la justicia pues fue acusado de delito simoníaco (tráfico con objetos espirituales). Se cree que era esquizofrénico. Por su puesto, esta enfermedad no estaba identificada como tal en la Edad Media y él se refería a lo que le ocurría como “la enfermedad de la mano sola” lo que parece aludir a esa sensación de extrañamiento ante lo que surge de uno mismo. Sus mapas son interpretaciones antropocéntricas de la geografía fisica. Así, en la imagen superior Europa es un rey que mira a su reina, el Norte de África.

Hay mapas para ordenar el mundo y mapas que se ocupan de la propia psique o de la trayectoria vital del autor. Zdenek Kosek (1949) corresponde al primer grupo. A él lo que le preocupa es la climatología, es de hecho, apodado “El meteorólogo”. Kosek comparte con Opicinus su vocación de demiurgo. Desde que sufre una profunda fractura psíquica en 1985 pasa sus días creando el tiempo sentado frente a la ventana de su apartamento. Anota todo lo que ocurre, hasta el más mínimo detalle: el vuelo de los pájaros, las nubes, los vientos, los sonidos en que se adivinan tormentas…. Su cerebro es un radar que crea y controla el tiempo.

zdenek_kosekZdenek Kosek (3 obras) , Sin título, n.d. Tinta china, rotulador y lápices de colores. Fuente: www.abcd-artbrut.org

“… Estaba en la galaxia regentando el universo. Tenía la impresión de tener la cabeza abajo y las piernas en el aire, de estar al revés. Me sentía girar, como en un tiovivo. Volaba como las aves. Anotaba todo lo que pasaba debajo de mí. Era no sólo el dueño del tiempo sino también de la política. Yo nombré a Vaclav Havel director de la república. Me consideraba inmortal. Cuando hacía todos estos dibujos, mi cabeza era como un remolino, un abanico. Era el dueño del mundo, y tenía la enorme responsabilidad de resolver todos los problemas de la humanidad. ¿Quién lo haría si no? “

14 de octubre de 2007

Libretas

La enfermedad sorprendió a Josef Heinrich Grebing (1879 – 1940) siendo un sistemático hombre de negocios. A partir de entonces, cubrirá de dibujos sus antiguos libros de contabilidad. El objetivo de sus columnas de elementos, listas y sistemas es ordenar el mundo desde un nuevo sentido.

Josef_Heinrich_Grebing

Josef Heinrich Grebing Color chart pen and body color on artist’s board 8 15/16 x 8 1/8 in.
Fuente:
www.artnet.com

Ver más imágenes de Josef Heinrich Grebing aquí

14 de octubre de 2007

La Sra. St

Fr_ST_prinzhorn

Sra. St. Sin título,1890.
Collage, lápiz, tinta, acuarela, 269.0 x 25.0 cms (Inv. No 3417, detail).
Fuente:
www.prinzhorn.uni-hd.de

Esta extraña pieza fue creada en 1890 por una mujer de la que sólo conocemos las dos primeras letras de su apellido: St así como su diagnóstico: esquizofrenia. De grandes dimensiones, está construida a base de pequeños fragmentos pegados entre sí y decorados con motivos ornamentales y algún detalle figurativo.

14 de octubre de 2007

Bordar la memoria. Agnes Richter

agnes_richter

Agnes Richter. Fuente: http://prinzhorn.uni-hd.de

Si estuviera en un hospital de finales del SXIX sin comprender porqué he sido internada; si vistiera un frío uniforme día tras día y viera mi identidad cada vez más desintegrada; si fuera drogada contínuamente y a pesar de todo me quedara esperanza, yo también escribiría.

Pero escribir no era algo al alcance de cualquiera en aquella época, y menos para un loco, y menos para una mujer.

Agnes Richter, como el resto de las mujeres del psiquiátrico sólo podía asistir a los talleres adecuados a su género: los talleres de costura.

Allí consiguió hilo y aguja para bordar su biografía sobre la chaqueta de su uniforme.

También lo entalló para hacerlo más ajustado a sus formas. Así creó una segunda piel para contener su memoria, bordada por dentro y por fuera, hasta el último rincón. Porque en la batalla contra el olvido lo que no se escribe muere y lo que es peor ¿y si el recuerdo muere antes que ella misma?

14 de octubre de 2007

MUÑECOS. Objetos de poder

¿Quién se siente a salvo de la soledad? ¿Puede ésta ser tan fuerte que te lleve a crear un prototipo de ser humano y proyectar en él una ausencia?

La ausencia de Francine, hija ilegítima de René Descartes fallecida a los cinco años, llevó a éste a construir una autómata a la que se refería como “mi hija Francine” y que le acompañaba en sus viajes. También Kokoschka encargó construir una muñeca que reprodujera fielmente a Alma Mahler con quien tenía una relación atormentada que terminó con el matrimonio entre ésta y Walter Gropius. Cuando recibió su muñeca, su decepción fue enorme ya que, a pesar de haber suministrado multitud de fotos y detalles al mejor artesano de Berlín, éste no había conseguido reproducir el tacto de la piel de Alma.

OSKAR_KOKOSCHKA

OSKAR KOKOSCHKA – Autorretrato con muñeca (1922). Fuente

Hans Bellmer nace en Katowice (Polonia) en el seno de una familia puritana y burguesa. Su padre, adherido al partido nazi desde 1933, pretende que su hijo sea un ingeniero de éxito como él pero se encuentra con un adolescente rebelde mucho más interesado en jugar con muñecas para provocar a su padre. En 1920 abandonará sus estudios de ingeniería para dedicarse a la pintura.

Construye una muñeca articulada y la fotografía en distintos escenarios.

hANS bELLMER

Hans Bellmer, The Doll (Printed in 1983) Gelatin Silver Print. Fuente

Más delante, mantendrá el tema de la muñeca como eje de su obra sólo que la traslada a una mujer de carne y hueso, su pareja Unica Zürn, escritora y dibujante muy admirada por los surrealistas, autora de dos novelas autobiográficas “Primavera Sombría” y el libro que da título a este blog “El Hombre Jazmín”. Para articular su carne, Bellmer la ata con fuertes cuerdas. Esto trastorna la personalidad vulnerable de Unica que sufre frecuentes crisis esquizofrénicas y, a la salida de un internamiento, se tira por la ventana del apartamento de Bellmer.

unica_zurn

Hans Bellmer, fotografía del cuerpo de Unica Zürn atado y retrato de ella

Un caso muy distinto, y con ello volvemos al arte outsider es el de Katharina Detzel, internada en 1907 tras sabotear las vías de un tren como acto político de protesta. Estuvo encerrada en un asilo muchos años, durante los que no cesó de luchar contra el trato que recibían los internos. Era continuamente castigada por su comportamiento, lo que no le impidió escribir una obra de teatro, ni intentar crear una guardería o protestar contra la prostitución. Fabricó un muñeco de proporciones humanas con cuerdas y tela de su propio colchón. Éste representaba a los médicos y le servía como saco de boxeo para descargar su ira contra los que, ella pensaba, eran los auténticos locos.

Katharina Detzel

Katharina Detzel con muñeco fabricado por ella misma. Fuente: Art Brut, The Origins

30 de septiembre de 2007

El Imperio de la Esperanza y la Tranquilidad

Gerard Van Lankveld

Gerard Van Lankveld, Monera. Fuente 1 Fuente 2

Gerard_Van_Lankveld

Torre del Imperio, “Monera se encuentra con Gent”, 2005, acrílico sobre cartulina, 60 x 60 cm, colección de la Ciudad de Gent (Bélgica) (Fotografía de P. Kuppens) fuente y fuente 2 fuente 3

En una urbanización de la pequeña ciudad de Gemert (Dinamarca) se oyen repicar unas campanas. No provienen de una iglesia sino de una de las casas de ladrillo en apariencia igual que las otras pero sobre la que se alza una torre de colores.

Es el Imperio de Monera, regentado por Gerard Van Lankveld.

Desde su juventud, Gerard Van Lankveld se ha sentido diferente e incomprendido hasta el punto de necesitar crear su propio Estado, el Imperio de la Esperanza y la Tranquilidad, para combatir el rechazo social y el ridículo.

La bandera de su reino, al que llamará Monera, tiene tres colores: el rojo de la frustración, el blanco de la esperanza e iluminación y el verde de la paz y la tranquilidad.

Entre otras medidas gubernamentales, Van Lankveld bautiza cada año transcurrido con un nombre. Un concepto que resuma los eventos y sentimientos más significativos del mismo. Para ello toma nombres latinos (que según él se ajustan más a la belleza pintoresca de su reino) a los que añade modificaciones para transformarlos en su propio idioma. Considera su lengua materna, el danés, una lengua seca sólo apta para lo negocios.

Se puede ver un vídeo de Van Lankveld dirigido por Josef Devillé aquí

Evadirse de la realidad creando un universo propio es una estrategia de adaptación a la que todos recurrimos cunado nos disgusta el mundo en que vivimos, aunque no solamos ser tan ilustrativos como Van Lankveld. Así surge el concepto de Micronación. La mayoría de estas naciones son “simuladas”, otras pocas son secesionistas. Plataformas petroleras, territorios subterráneos habilitados para el ejército ahora abandonados en el desierto de EEUU, incluso las líneas delimitadoras de las fronteras han sido reclamadas por una pareja de artistas como micronación… Agustín Fernández Mallo habla de ellas en su novela Nocilla Dream.

Si te interesa el tema puedes visitar micronations.net/ e incluso crear tu propia micronación. Otro enlace interesante.

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20