Archivo de la categoría ‘rostros’

4 de marzo de 2012

Las “muñecas” de Aurie Ramírez

Cada vez estoy más segura de que lo importante en el arte, en la literatura o en cualquier acto creativo es “tener gracia”. Es algo que sucede, no se puede forzar, la tienes o no la tienes y en el segundo caso puedes pasarte la vida persiguendo un destello que vislumbras de vez en cuando, obteniendo algunos logros y cierto reconocimiento tal vez.

Aurie Ramírez tiene gracia, no es de extrañar que su obra le guste por ejemplo a Cindy Sherman (Entrevista a Cindy Sherman por el Museum of Everything, /pdf).

Sus acuarelas recuerdan a las de Henry Darger aunque su universo carece de la construcción narrativa de éste y comparte sólo una pequeña parte de su poder turbador.
Aurie RamírezAurie Ramírez

Fuente de las imágenes : Creative Growth Arts Center / CGAC
Ver más obra de Aurie Ramírez en este post.

16 de octubre de 2011

Primitivo pero moderno [exposición]. Aprender y desaprender a dibujar

muestra de arte autodidacta en España

muestra de arte autodidacta en Españamuestra de arte autodidacta en Españamuestra de arte autodidacta en España


Primitivo pero moderno es el nombre de la exposición que recoge el resultado de seis meses de trabajo en torno al retrato a carboncillo. Las personas que han participado se encuentran temporalmente alojadas en Chindasvinto 78, una casa de acogida para gente sin hogar.

Es un privilegio poder ver estos dibujos en contexto. Sobre la cama de la persona que los realizó, colgados en las paredes del comedor, en los pasillos o en el breve gimnasio y por supuesto, poder hablar con la gente que los hizo. Conocer un poco cómo es su vida y lo que les ha aportado la experiencia del taller.

La exposición se reparte por las tres plantas de la vivienda, que da alojamiento a seis personas. En el sótano tenemos lo que Jaime Vallaure, autor del proyecto, denomina “el horno”. Aquí están las piezas más experimentales, correspondientes a los inicios. Según ascendemos por las escaleras hasta la primera y segunda planta asistimos a un proceso de depuración de las técnicas aprendidas. Así, las obras de la última planta son las más “sofisticadas”.

El objetivo de los talleres es explorar al máximo las posibilidades del tema (autorretrato) para tratar de romper ideas preconcebidas de lo que es una cara. Muchos de los dibujos son obras conjuntas realizadas entre tres personas, lo que da lugar a visiones ricas e inesperadas del retrato. También se recurre a juegos como meter la cabeza en una caja de cartón y pintar sobre ella el rostro para luego dibujar el resultado. Se propone partir de números: el clásico “seis y  cuatro la cara de tu retrato”; o se recortan los elementos del rostro para mezclarlos nuevamente mediante collage.

El carboncillo es la técnica ideal para esto, por su inmediatez y dificultad. Se utiliza a menudo tumbado, para huir del control de la punta, se emborrona, se borra y difumina. Se redefine algo si es necesario después. O se deja como está, en una sugerencia más elocuente que un retrato definido.

En el fondo es un fructífero encuentro entre las ganas de aprender a dibujar y las ganas de desaprender de alguien que busca recuperar la frescura de “no-saber”. Cerramos con unas palabras de Jaime Vallaure sobre el proyecto.

Crear no es comunicar, es resistir
G. Deleuze

Primitivo pero Moderno es un proyecto de investigación creativa sobre el retrato y el autorretrato al carboncillo entendido éste como herramienta conceptual de conocimiento personal y de exploración formal.

Se trata de un taller de trabajo experimental con personas que habitan temporalmente una casa de acogida para gente sin hogar. Se trata de poner en práctica estrategias eficaces de autoría colectiva. Se trata de intentar poner a prueba el concepto de modernidad mediante la utilización de técnicas tradicionales de dibujo entendido éste como herramienta conceptual primaria. Se trata de entender lo dibujado como una confrontación, un accidente entre la imagen mental previa, las órdenes cerebrales emitidas a los dedos, fuera o dentro del control, y lo que el ojo ve o cree que ve. Se trata de trabajar con un telescopio y un microscopio en cada mano. Se trata de establecer un puente transitable entre una mano educada en un sistema cultural dominante y otra mano movida por la sinrazón. Se trata de trabajar con lo quemado, lo negro absoluto, para generar luz sin incendiarse. Se trata de cuestionar el juicio de lo hecho y el prejuicio de lo por hacer.
Se trata de codearse con la utopía intentando buscar nuevas maneras de hacer visible lo real del mundo plantando la tienda de campaña entre el ser y la apariencia. Se trata fundamentalmente de defender una posición frente a la inmensidad de lo existente para revindicar una atención humilde, silenciosa y sin prejuicios.

Creador del proyecto: Jaime Vallaure
Autores de los dibujos: Manuel Vanegas, Hugo Reyes, Fernando Eguía, José Valero, Filomeno Augusto Dias y Fernando Ventura.

Mas fotos de “Primitivo pero moderno” en flickr

Fuentes de las imágenes: Fotografías de Jaime Vallaure y Graciela García.

23 de agosto de 2009

Los dibujos de caras de Maria-Faustina Stefanini

Maria-Faustina Stefanini

La vida de Maria-Faustina Stefanini es intensa y seductora. Cuando acompaña a su familia a probar suerte en Francia es una chica atractiva de carácter fuerte e independiente. Tiene bastantes relaciones amorosas de las que resultan dos hijos que esconde en un primer momento y que termina entregando a la asistencia pública. Más tarde decide ir a París para ser actriz y cosecha bastantes éxitos. Llega a casarse con un marqués al que abandona nada más hacerse efectivo el matrimonio.

Maria-Faustina Stefanini fue una mujer atípica para su época, una de las primeras en conducir un automóvil y una hábil manipuladora de sus encantos. Se cree que fueron dichos encantos los que la liberaron de la cárcel donde cumplía una condena injusta. Su marido, deseoso de venganza, la acusó de espionaje y consiguió que la encarcelaran.

Produjo su obra pictórica en escasos dos años y su familia la relaciona con experiencias mediúmnicas. Realizó unos trescientos dibujos, casi todos sobre facturas de gasolina Mobiloil.

El día de Navidad de 1970 colocó un papel en la puerta de su casa diciendo “estoy de viaje”. Intrigada, una vecina hizo que forzaran su puerta y allí descubrieron a la marquesa en un estado de salud muy débil. Todas las paredes estaban cubiertas de frescos del mismo tipo que sus pequeños dibujos. Falleció en el hospital a los pocos días.

2 de julio de 2009

Pierre Carbonel



Imágenes de Pierre Carbonel, sin título ni fecha encontrados. Fuente: http://www.les-metamorphozes.com/galerie/pages/artistes.htm


Encuentro bastante complicado obtener información sobre Pierre Carbonel (Anglet, Francia, 1925), apenas unas notas biográficas en las que se cuenta que dedicaba a sus creaciones todo el tiempo que le quedaba tras su ocupación como vendedor de artículos de perfumería.
Sus pinturas me parecen enigmáticas y no acierto a desentrañar el proceso pictórico, parece que experimentó con mezclas de emulsiones “combates de densidades líquidas” era como describía él sus creaciones (Karlins, 2001, ¶ 21)
Se trata de pinturas orgánicas que tienen algo de sedimentaciones rocosas, materia erosionada y subterránea que se reúne para conformar rostros.
También tiene algunas pinturas en las que el motivo de representación no es el retrato pero lo más habitual es que se dedique a encontrar las caras que se forman en las emulsiones que prepara.
Los colores (nunca colores puros ni brillantes) apoyan esta sensación de encontrarnos ante algo subterráneo. Al parecer se basaba en una capa tal de texturas que podía llegar a engrosar el lienzo hasta 10 centímetros.

KARLINS, N. F. (24 enero 2001) Special Edition: Outsider Art. En Artnet. Recuperado el 2 de Julio en http://www.artnet.com/Magazine/reviews/karlins/karlins1-24-01.asp

21 de junio de 2008

Alexander Lobanov

lobanov

lobanov

Sordomudo tras padecer una meningitis a los 6 años, Alexander Lobanov (Maloga, Rusia,1924, 2003) tuvo una vida dura debido a su discapacidad y a una serie de sucesos que acaecieron a su familia (sufrieron una evacuación y el temprano fallecimiento del padre de Alexander). El hijo fue enviado en 1947 a una institución psiquiátrica y desde entonces pasó confinado el resto de sus días.

En el Hospital de Afonino donde vivió desde 1950 empezó a dibujar reproduciendo todas las imágenes que encontraba. Pocos años después superó su fase de mimetismo y desarrolló su propio imaginario donde él mismo es el motivo constante de representación. Sus autorretratos le muestran mirándonos con gesto impasible, casi siempre escudado en su Kalasnikov que agarra con ambas manos, ataviado con sombrero y ropas militares. Suele aparecer rodeado, bien de armas, bien de elementos de la naturaleza: anémonas, margaritas y patos salvajes.

Marcos dibujados encuadran las obras, a veces con motivos decorativos típicamente rusos. Suele incluir su nombre en grandes letras dibujadas con esmero, a veces también añade su apodo “Sacha”