Los dibujos de caras de Maria-Faustina Stefanini

Maria-Faustina Stefanini

La vida de Maria-Faustina Stefanini es intensa y seductora. Cuando acompaña a su familia a probar suerte en Francia es una chica atractiva de carácter fuerte e independiente. Tiene bastantes relaciones amorosas de las que resultan dos hijos que esconde en un primer momento y que termina entregando a la asistencia pública. Más tarde decide ir a París para ser actriz y cosecha bastantes éxitos. Llega a casarse con un marqués al que abandona nada más hacerse efectivo el matrimonio.

Maria-Faustina Stefanini fue una mujer atípica para su época, una de las primeras en conducir un automóvil y una hábil manipuladora de sus encantos. Se cree que fueron dichos encantos los que la liberaron de la cárcel donde cumplía una condena injusta. Su marido, deseoso de venganza, la acusó de espionaje y consiguió que la encarcelaran.

Produjo su obra pictórica en escasos dos años y su familia la relaciona con experiencias mediúmnicas. Realizó unos trescientos dibujos, casi todos sobre facturas de gasolina Mobiloil.

El día de Navidad de 1970 colocó un papel en la puerta de su casa diciendo “estoy de viaje”. Intrigada, una vecina hizo que forzaran su puerta y allí descubrieron a la marquesa en un estado de salud muy débil. Todas las paredes estaban cubiertas de frescos del mismo tipo que sus pequeños dibujos. Falleció en el hospital a los pocos días.

Etiquetas:

Sobre esta entrada:

  1. Hola Gabriela. Interesante post. Los rostros de M-F. Stefani me hacen recordar gestos de El Glíson (torero mexicano) e incluso el de El Guasón. Además de contar con una biografía atractiva y un impulso hacia la muerte envidiable creo que la distorsión de sus dibujos algo se acerca cómicamente a los embotamientos faciales-frutales de Giuseppe Arcimboldo. Beso

    24 / 08 / 02:05
  2. hermoso… no conocía su trabajo. ¡muy interesante!

    24 / 08 / 03:30
  3. Impresionante esos rostros. Esas caras que crecen unas de otras.Tu blog es realmente muy interesante. Siempre que puedo lo miro, pues me gusta mucho el arte brut y outsider.Quería también comentarte de un personaje bastante curioso llamado Antonio Cañizares de Iznájar (hay un pantano precioso).En ese pueblo colgado de la montaña,hay un pequeño museo de esculturas naïf dedicado a él. Antonio, el campanero, sacristán y enterrador, también llamado "El Perla".Vale la pena ver sus figuras religiosas de barro.Bueno, un saludo para ti y el hombre jazmín.Lola.

    26 / 08 / 08:29
  4. Hola a los tres, gracias por vuestros comentarios. Lola: no conocía las esculturas naïf de Antonio Cañizares. he visto una pequeña imagen en la página web del Ayuntamiento de Iznájar, aunque es muy pequeñita y casi no se aprecia.

    Gracias por dármelo a conocer.

    30 / 08 / 10:37

Deja tu comentario / Leave your Comment

+ -