17 de mayo de 2015

Primer día de un psiquiátrico deshabitado, los espacios de Toén

 

En este enlace puede verse el libro de Adriana Leira, fotógrafa y documentalista que fue testigo con su cámara del cierre del manicomio de Toén. Las fotografías son del día siguiente al traslado y en estos momentos la autora prepara la edición del documental “La Mudanza”, con los testimonios de las personas que compartieron aquel momento histórico.

El manicomio ya está cerrado pero la expresión “¡Vas a acabar en Toén!” sigue siendo utilizada por los ourensanos para señalar un comportamiento poco cuerdo. Es probable que el Hospital Psiquiátrico de Toén, cerrado en enero de 2012, perdure mucho tiempo en el imaginario cultural gallego como símbolo de la locura. Locura entendida “a la antigua manera”, pues en palabras de Adriana Leira, se trataba de una arquitectura creada para “contener” a los locos. De un espacio que, a pesar de las protestas del personal y de las familias de los pacientes, nunca consiguió el presupuesto necesario para ser transformado en un espacio terapéutico. Las personas que allí trabajaron lo describían de esta forma:

“Nos encontramos con un hospital muy deteriorado, sin las mínimas condiciones hosteleras, aislado y que fomenta el apartheid y el estigma y por otro la reivindicación de un espacio mejor, digno, saludable, confortable e inscrito en la vida social; que no expulse, sino que acoja en un vínculo social a sus moradores, eso sí con sus peculiaridades, que la mayoría de las veces están muy alejadas de lo normativo neurótico, que trenza lo social de esa categoría.”

“Frío, con barrotes en las ventanas, que le otorgan un aspecto más carcelario que sanitario, sin aseos individualizados en las habitaciones, lo que obliga a duchas comunes, y un diseño arquitectónico global antiguo y deteriorado, lo convierten además de por muchas otras razones, en un espacio inhabitable y nada terapéutico.”

El hospital fue fundado en 1959 por Manuel Cabaleiro Goas y nació como un proyecto faraónico, con todos los avances de la psiquiatría de la época. Fue exitoso durante los años 60, hasta que a principios de los 70 empezó el declive, con la muerte de Cabaleiro.

Cuarenta años después, en 2010, Mª Jesús Gómez Rodríguez, Mª Alcira Cibeira Vázquez, Yolanda Castro Casanova, Manuela Gil Vázquez y José Antonio Camposse escribieron al valedor do Pobo para denunciar la situación deplorable en que se encontraba y para conseguir una mejora más que necesaria. Las visiones contrapuestas provocaron un gran conflicto social y político del que da cuenta este artículo en la revista Norte de Salud Mental:

Toén: la historia se repite… muchos años después

Chús Gómez, Alcira Cibeira, José Antonio Campos. Psiquiatras, Hospital de Toén.
Yolanda Castro Casanova. Psicóloga Clínica, Hospital de Toén.
Luis Rodríguez Carmona Trabajador social, Hospital de Toén.
Moncho Area. Psiquiatra, Hospital de Conxo.

Finalmente, se decidió cerrar el hospital en enero de 2012 y los pacientes fueron reubicados en el Hospital de Piñor, antiguo tuberculoso. Por suerte, o mejor dicho gracias al exhaustivo trabajo de recuperación e inventariado de Alcira y Martín, se han salvado todas las piezas de los antiguos talleres de artes plásticas que estaban en los rincones mas insólitos del hospital y que hoy forman parte de la Colección de Toén.

Éstas son algunas de ellas:

obras-hospital-de-toen-psiquiatricos-espanoles-art-brut

obras-hospital-de-toen-psiquiatricos-espanoles-art-brut

obras-hospital-de-toen-psiquiatricos-espanoles-art-brut

obras-hospital-de-toen-psiquiatricos-espanoles-art-brut

Imágenes de las obras de la Colección de Toén facilitadas por Alcira Cibeira.

En este enlace al blog “Diario de un médico de guardia” de David Simón puede encontrarse un interesante post sobre hospitales abandonados y mucha más información sobre Toén, psiquiatría y salud mental.

25 de abril de 2015

La Imagen Salvaje

Soy cámara. El programa del CCCB // La imagen salvaje producido por el CCCB.

“Soy Cámara” se adentra en el arte Outsider para repensar lo que compone el entorno del arte y para preguntarse por su equivalente audiovisual. Este programa parte del curso “La imagen salvaje” (Aula XCèntric 2015) organizado por el Institut d’Humanitats de Barcelona.

La reciente fascinación por el llamado arte Outsider nos lleva a preguntarnos por la posibilidad de que exista algo semejante en el ámbito del audiovisual. “Soy Cámara” se adentra en este terreno tan difícil de delimitar y que obliga a preguntarse por los cambiantes gustos y códigos que rigen el mundo del arte.

18 de abril de 2015

Serie de documentales Journeys into the Outside

Interesante documental, dividido en tres episodios, sobre algunas maravillas outsider de todo del mundo.

Primera estación del primer episodio: Les Rochers Sculptés. Situada cerca de St Malo, se trata de una formación rocosa tallada por el Abad Adolph Julien Fouré entre 1894 y 1910 y que representa las fechorías que unos temibles piratas, Les Rothéneufs, habían perpretado en la zona.

labbe-foure-aux-archives-departementales

En el documental se lanzan algunas preguntas interesantes como qué pudo llevar a este hombre religioso a dedicar los últimos 16 años de su vida a tallar las rocas para ilustrar un tema profano. Él afirmaba haberlo hecho para pasar el tiempo pero a buen seguro había maneras más sencillas de hacerlo, teniendo en cuenta que había sufrido una enfermedad que le dejó medio paralizado, sordo y mudo.

A pesar de estas dificultades físicas, él y un hombre que fue su ayudante se dedicaron a esculpir las piedras de granito de la playa representando las batallas que habían tenido lugar en la región durante el siglo XVI.

Para representar los cuerpos retorcidos y las muecas de los rostros, aprovecharon las formas que les sugerían las rocas. Entre todas las materias orgánicas, la roca parece ser una de las más sugerentes e invitantes para proyectar en ellas el archivo de imágenes que late en nuestro subconsciente.

Hoy en día esta intervención, lamida por el mar y por las pisadas de los turistas recupera poco a poco su forma originaria, perdiendo las huellas del esfuerzo del abad Fouré.

5 de abril de 2015

Josefa Tolrà

josefa.tolra-medium-pepeta-cambrils-01

josefa.tolra-medium-pepeta-cabrils-02

josefa.tolra-medium-pepeta-cabrils-03

josefa.tolra-medium-pepeta-cambrils-04

Josefa Tolrà (Cabrils, 1880-1959), también conocida como “La Pepeta de Cabrils” o “La tía Pepeta”, fue una campesina que vivió los duros años de la posguerra española a las órdenes de unos “seres de luz” que la guiaban como dibujante y que la convirtieron en la médium de este pequeño pueblo del norte de Barcelona. Ella se definía a sí misma como mediadora mecánica y dibujaba en estado de trance en papeles y libretas, a menudo superponiendo textos en catalán y en castellano (aunque esta lengua le era prácticamente desconocida).

En sus viajes místicos veía lugares en los que nunca había estado; escenarios que luego aparecían en sus dibujos. Es posible que estas evasiones le ayudaran a superar la pérdida de sus dos hijos varones, uno antes y otro durante la Guerra Civil. La muerte del segundo fue para ella especialmente traumática: la dejó muy trastornada y comenzó a tener alucinaciones auditivas. Por suerte, alguien le recomendó que dibujara lo que la perseguía y de esta manera pudo canalizar sus miedos y convertirlos en algo positivo. Tenía por aquel entonces sesenta años y, aunque apenas pudo estudiar, escribía sin tener conocimiento de temas como la teoría de los colores, sobre Cristo, Napoleón o el poeta Verdaguer. La vanguardia catalana de aquellos años se interesó por sus creaciones y llegó a exponer, casi octogenaria, sus dibujos en la Sala Gaspar de Barcelona en el año 1956.

Hacía tiempo que quería referenciar en El Hombre Jazmín, aunque fuera brevemente, a esta artista mediúmnica que ha merecido una exposición individual en Mataró, algo que demuestra la lenta pero progresiva sensibilización que tiene lugar en España respecto a estas manifestaciones incasificables, excéntricas y excepcionales. En realidad, la obra de Josefa Tolrà ya había entrado en el Arte avalada por el interés que suscitaba en personas del arte y la cultura como Tàpies o Brossa, que se interesaron por sus creaciones y la llevaron a exponer en la Sala Gaspar de Barcelona en el año 56. De hecho muchas de las obras de la reciente exposición en el Can Palauet de Mataró forman parte de la colección del MNCARS.

Puede encontrarse información ampliada sobre esta artista en este artículo de la comisaria de la exposición en Mataró, Pilar Bonet: Artículo sobre Josefa Tolrà en La Vanguardia o en este Artículo de El Cultural.

3 de marzo de 2015

Sauvées du désastre, œuvres de deux collections de psychiatres espagnols (1916-1965)

art but en espagne

Esta exposición que puede verse en París entre el 7 de marzo y el 11 de abril de 2015 en la Galería Christian Berst recoge obras realizadas en España por enfermos mentales desde los años 10 hasta los 60 del pasado siglo xx, obras que han sido salvadas de la desaparición gracias al interés de dos figuras infaltables de la psiquiatría española, el Dr. Gonzalo Rodríguez Lafora y el Dr. Ramón Sarró Burbano, así como a la voluntad de sus respectivas familias por conservar tan importante legado.

Ambos psiquiatras, Lafora y Sarró, fueron figuras singulares en su época, psiquiatras inquietos y controvertidos que supieron ver más allá de la cerrazón de la psiquiatría española imperante y que cultivaron una intensa relación con lo que sucedía en Europa, desarrollando entre otros intereses, curiosidad y ánimo de estudio hacia las obras realizadas por enfermos mentales. Ambos expandieron los límites de la enseñanza que se impartía en su país, cursando parte de su formación en el extranjero y ambos sufrieron la politización de la psiquiatría durante la época de la dictadura.

En España, tras la guerra, los psiquiatras del bando ganador quisieron romper con el discurso anterior en pos de un «regeneracionismo moral» que no podía permitir que se desdibujara la frontera entre la cordura y la locura. Esto supuso un gran condicionante para los investigadores y una gran depreciación del arte realizado por los enfermos mentales, cuya puesta en valor, interpretación y conservación fue llevada a cabo por unos pocos psiquiatras aislados que, siguiendo la estela de Hans Prinzhorn, observaron estas creaciones con interés diagnóstico y antropológico. Entre ellos destacan Gonzalo R. Lafora, Ramón Sarró, Joan Obiols o José Antonio Escudero Valverde.

El grueso de la exposición que hoy podemos contemplar en la Galerie Christian Berst está formado por obras pertenecientes a la colección de Gonzalo R. Lafora, obras anteriores a su exilio forzado por la Guerra Civil Española y que se remontan por tanto a los años 20 y 30.

El Dr. Lafora intentó reunir una colección inspirada en la de Hans Prinzhorn, y consiguió exponerla en dos ocasiones. La primera en España, en diciembre del año 1935, en una “Exposición sobre plástica psicopatológica” organizada en el Instituto Cajal de Madrid. La segunda en París, en 1950 en el marco de la Exposición Internacional de Arte Psicopatológico que tuvo lugar en el Hospital de Sainte-Anne. Una exposición que contaba con obras procedentes de cuarenta y cinco colecciones de diecisiete países, agrupadas por diagnósticos psiquiátricos.

Las obras de la colección del Dr. Ramón Sarró son algo posteriores, fueron realizadas entre los años 50 y 60 y son en su mayor parte anónimas. Ramón Sarró Burbano promovió una exposición de Arte Psicopatológico en 1958 con motivo del IV Congreso Mundial de Psicoterapia organizado por el H. Clínico de Barcelona y analizó extensamente las obras de los enfermos mentales en su libro “De la teoría mitologemática al homo demens” centrándose en el estudio de algunos casos que vivió de cerca como el de Buey, un paciente con esquizofrenia que llevaba a dibujo sus delirios y cuya producción lamentablemente se ha perdido.

La mayor parte de la colección del Dr. Sarró ha desaparecido. Las obras supervivientes que podemos ver aquí, fueron rescatadas en los años 80 por el mismo Sarró y su nieto Ramón Sarró Maluquer en una visita a un Hospital Mental de Reus. Luego las obras se extraviaron de nuevo y permanecieron en paradero desconocido hasta comienzos del 2000, cuando aparecieron en dos tandas, en sendos rollos mal conservados en rincones de la inmensa casa que el doctor tenía en Barcelona. Por fortuna, poco después tuvieron lugar dos proyectos expositivos que propiciaron su restauración, Il.luminacions, una exposición organizada por Pilar Parcerisas sobre los visionarios en Catalunya y Pinacoteca psiquiátrica en España 1917 – 1990 una amplísima muestra comisariada por Ana Hernández de excelente planteamiento que reunió entre otros, obras del Dr. Lafora y del Dr. Sarró.

Más información en la web de la galería Christian Berst

13 de febrero de 2015

¡Ya a la venta!

libro art brut en españa
Ya está a la venta mi libro “Arte Outsider. La pulsión creativa al desnudo” que recoge buena parte de la información publicada en El Hombre Jamín y en mi tesis doctoral. Viene con una promoción del 10% de descuento (introduciendo el código “outsider”) y envío gratis a cualquier punto de España si lo compráis antes del 26 de febrero en la web de Editorial Sans Soleil.

Si os gusta más comprar en librerías, también podéis encontrarlo en Madrid en cualquiera de estos lugares:

- La Central del Reina Sofia.
- La Central de Callao.
- Antonio Machado Libros.
- Cave Canem.
- Thyssen.
- Pantha Rei.
- Libreria Pasajes.
- Tipos Infames.

¡Espero que os guste!

24 de enero de 2015

Arte Outsider. La pulsión creativa al desnudo

art brut en españa

 

Ya falta poco para el lanzamiento de la publicación “Arte Outsider. La pulsión creativa al desnudo” una versión depurada y revisada de mi tesis doctoral “Procesos creativos en artistas outsider“. Ahora la Editorial Sans Soleil está trabajando sobre la prueba de imprenta, puliendo los últimos detalles… y es probable que para finales de febrero ya se pueda adquirir en distintos puntos de venta, entre ellos La Central y también por Internet, en la página web de la editorial.

Estos son los capítulos principales del libro (sin desgranar los subapartados):

Capítulo 1. Repetición, estereotipia y estilo
Capítulo 2. Arte mediúmnico y visionario
Capítulo 3. Escritura plástica
Capítulo 4. Bordados, textiles, muñecos
Capítulo 5. Reciclaje y acumulación
Capítulo 6. Microuniversos, máquinas maravillosas y mapas

Aquí os dejo la sinopsis: “Existe una pulsión irrefrenable en el ser humano que le empuja a expresarse más allá de la escasez de medios, la falta de formación artística o las circunstancias adversas. Esa necesidad, nacida de la urgencia y las pulsiones más primarias, es especialmente rastreable en el arte realizado por personas diagnosticadas con enfermedades mentales, excluidas de la sociedad o que viven al margen de las convenciones. Es en ellos precisamente en quienes mejor se manifiesta la fuerza y autenticidad del arte outsider, la necesidad de expresión que nos arrastra a los límites del impulso creativo y que nos acerca al origen del misterio del hecho artístico.
En un momento de creciente sensibilidad ante las manifestaciones del arte outsider y ante un panorama bibliográfico escaso, Graciela García nos ofrece un completo recorrido por los procesos creativos de estos artistas que desarrollan su obra al margen de los circuitos académicos, museísticos y comerciales del arte convencional, destacando las convergencias existentes entre ellos y categorizando los lugares comunes que son habituales en este tipo de creaciones. La repetición, lo mediúmnico, la fusión entre escritura y plástica, el reciclaje y la creación de microuniversos son algunos de los grandes hitos que marcarán este viaje a través de lo más profundo del impulso creativo humano. Ningún otro lugar más apropiado para observarlo que aquí, desnudo, en el arte más puro de intenciones, el arte outsider.”

30 de noviembre de 2014

Fallece l’Eusebi

eusebi spanish art brut

eusebi-art-outsider-spain

eusebi spanish art brut

eusebi spanish art brut

El pasado 21 de noviembre falleció en Barcelona l’Eusebi, un personaje entrañable del barrio de Gracia que se dedicaba a hacer retratos de la gente que encontraba por el barrio.

El arte le salvó del suicidio y, según cuenta, le trajo la felicidad. Su tragedia nos suena de lo más familiar: después de trabajar 14 horas al día de contable vivió como algo dramático encontrarse con que no tenía nada que hacer.

“Cuando me jubilaron me quería suicidar pero una voz gloriosa me dijo: ¡No hombre, no! Tienes alma de artista, vuélcate en eso y ya verás que serás feliz…
Y así ha sido, y hasta que me muera seguiré haciéndolo.”

Este documental de Iban del Campo nos ayuda a conocer quién fue l’Eusebi, entre otras cosas, una víctima y un superviviente de la tiránica sociedad en la que vivimos, que explota nuestra fuerza de trabajo desproveyéndonos de nosotros mismos.

En el documental se puede ver que mucha gente le va a echar de menos. Era una persona afable e inteligente que tenía una visión de la reencarnación original. Decía que la muerte era un “traspaso” y que él quizás se transformaría en un bar lleno de gente. Espero que así haya sido.

 

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18